Un pequeño cambio, nada más.

¿Quién no ha pensado alguna vez en viajar al pasado y desviar la linea del destino?, diciendo no donde afirmaste o sí dónde negaste, deciciendo querer cuando no quisiste, amar un poco más…
Dar ese paso con valor, dejarlo todo por ella, no dar tanto por él, no darle tantas vueltas, no pensar en las consecuencias, no pensar tanto en el destino…

Anuncios

Parecía que sí.

No sabes porque lo hiciste, yo tampoco.
No se porque no lo hice, tu tampoco.
Quizás lo esperabas, yo también.
Joder, ¿porqué no lo hicimos?.
No lo sabes, yo tampoco.

Etiquetado

S1

Cuando la linea del destino no evita tus sueños y los atraviesa,

Cuando soñar despierto no es soñar, es realidad

Cuando el deseo no anhela nada y es solo deseo

Cuando vivir es besarte, y solo vivo por ti.

El loco soy yo

Buenas noches.

Te aseguro que cuando hablo de soledad, de depresión, de incomunicación, de angustia, de dolor, de rabia…no hablo de oídas. Por suerte o por desgracia sé lo que estoy diciendo, porque todo eso y más lo he padecido yo en carne propia. No estoy con los que sufren solo por solidaridad, sino también por compañerismo, porque pertenecemos  a la misma tribu, sé por experiencia lo que es sentirse como en un desierto en una ciudad de miles o de millones de habitantes, se lo que es estar solo entre la gente hermano…Se lo que es esperar y desesperar tanto tiempo en el hotel…Conozco el sabor de la traición, el sabor del desengaño, del desamor, del miedo, le he visto las orejas al lobo de la enfermedad y del dolor, he vivido sin dinero, he visto morirse amores que parecian eternos y amistades de toda la vida, conozco el vicio y sus tentaculos, se lo que es volver con los bolsillos vacios, conozco los demonios de la resaca y del remordimiento, he padecido los abusos de poder, he sido agredido y he visto el odio pintado en ojos que me miraban. Conozco los aledaños de la locura y he puesto mi coche a más de 140 km por hora y de 200 en una carretera sobre el precipicio y también me he asomado a algún balcón con intenciones negras. Se lo que es acurrucarse en un rincón y esperar a que llegue el fin del mundo, no desear nada, no creer en nada, no alegrarse ni conmoverse por nada, se lo que es sentirse como un muerto, he conocido todas las hambres y esa sed que no se sacia con el agua. No hablo de oídas. Por suerte o por desgracia también a mi me ha tocado mi ración de sufrimiento. No estoy con los que sufren por caridad sino porque me considero otro más entre ellos, estoy contigo porque te siento como un compañero de fatigas, de la noche…

El loco soy yo. Jesús Quintero.

¿porqué?

Nadie nos toleró preferir. No optamos a configurar nuestros protocolos. Nos vino resuelto y establecido un sistema y forma de estar. No siempre podemos evitarlos, no si ellos lo vigilan, no si nosotros lo vigilamos. Creamos, concebimos y padecemos, padecemos, aún no se porqué. Vivimos transigiendo. Lo más frustrante, no podemos hacer nada y no sabemos porqué.

ES DIFICIL

No es fácil vivir, si lo es vivir por vivir, vivir es ser feliz, no es sencillo ser feliz, no es fácil vivir.

No lo puedo consentir

No soporto cuando marchas y yo quedo,

aun menos si voy yo y tú estás lejos,

no es facil saber decir, dónde puedo ir,

no existe lugar, dónde aprenda a estar sin ti.

UN NUEVO PROYECTO

Me enfrento a un nuevo proyecto y debo calibrar mi memoria. Por un instante, necesito eliminar de mi archivo, todas aquellas imágenes que condicionen mi futura idea y poner encima de la mesa aquellas que me ayuden a fabricarla. Se trata de algo muy complicado. Las imágenes son muy listas, saben que un forastero está llamando a la puerta y enloquecen, quieren abrir la puerta y probablemente sea para dejarle pasar con las botas sucias. ¿Cuál es mi papel en toda esta historia?. Es difícil anticiparse, no es fácil convertirse en felpudo.

NOS HEMOS COMPLICADO LA VIDA

La vida, un obsequio, un lapso, un tiempo y tránsito entre dos límites muy importantes, el nacimiento y la muerte. Un regalo cargado de albedrío que no hemos sabido cuidar su significado. Uno para cada uno. Vivir es ser y estar, estar obliga a ser feliz. Era fácil, ya no, nos hemos complicado la vida.

La gente muere de hambre y otros no cuentan su provecho, otros simplemente procuran ser. Sabemos lo que pasa y no hacemos caso, no basta reclamar para ser visto, no es suficiente promulgar lo que todos advertimos, es necesario proceder. ¿Cómo es posible qué suceda esto?, a nosotros, el animal más apto y capaz del planeta?.

Inventamos el dinero, el trabajo, la religión, el asesinato, las leyes…todavía no sabemos vivir. Avanzar no es el teléfono móvil, no es esa la dirección, no lo creo.

Otra indecencia

Me faltan piezas y escribo por las noches.

Al fin he conseguido vencer el encogimiento que me produce descubrir mis textos. He decidido que quiero compartir con la gente mis pensamientos y reflexiones acerca de todo lo que ocurre a mi alrededor. Voy a permitirme la impudicia de maltratar el arte de la prosa, es una indecencia más que me he concedido.